Posteado por: laoportunidad7 | enero 31, 2010

Un antropólogo en Marte: siete relatos paradójicos

Un libro científico que se puede leer como una fábula moderna.

 “El antropólogo en Marte”, comienza con una cita del genetista John Burdon, una cita que resume el objetivo del libro:”The universe is not only queerer than we imagine, but queerer than we can imagine.” “El universo no es sólo más extraño de lo que imaginamos, pero más extraño de lo que podemos imaginar.”

Cuenta la historia real de siete casos paradójicos que constituyen una profunda reflexión sobre la esencia de la identidad y los mecanismos del conocimiento en la experiencia clínica de Oliver Sacks, neurólogo, científico y terapeuta.

La curiosidad y sensibilidad se Sacks son notables. Sus historias tienen detalle y rigor documental, y al mismo tiempo una dosis de empatía con los personajes. La distancia entre la objetividad clínica y la creatividad para extraer los contrastes en las personalidades de sus sujetos llega a desaparecer completamente, creando un efecto semejante a la ficción. Los personajes tienen profundidad y sus déficits o disfunciones son captados con gran sensibilidad.

Los casos:

  1. “El caso del pintor ciego al color”. Un prestigioso artista que pierde la capacidad de distinguir los colores, acromatosia,  incluyendo la imposibilidad de recordar el color. Su historia es la adaptación de su naturaleza, de su biología para superar ese “percance”.
  2.  “El último hippie”. Greg, tras experimentar con drogas, se deja seducir por los Hare Krishna. En tal ambiente místico, le surgen ciertos dolores de cabeza, a los que no dan importancia sus maestros, que atribuyen a su creciente espiritualidad. Tenía un tumor en el cerebro. Afortunadamente se lo pudieron extirpar, debido a su carácter benigno, pero las secuelas producidas por su presión sobre los lóbulos frontales fueron irreparables. Entre ellas, se cuenta la incapacidad de generar nuevos recuerdos, lo que le hacía ser “esclavo de cualquier situación transitoria.
  3. “Vida de un cirujano”, se inicia descubriéndonos algunas de las características del síndrome de Tourette “ladridos, gestos crispados, muecas, extraños ademanes, maldiciones y blasfemias involuntarias”. De su carácter maldito, considerado “posesión” en la Edad Media, e incluso mal “moral” hasta épocas recientes. Actualmente se sabe que puede ser amortiguado gracias a determinados fármacos, lo que confirma su carácter orgánico.
  4. “Ver y no ver”. Un ciego casi de nacimiento que recupera la vista. De hecho, se dice que no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Pero, ¿seguro que siempre es así? ¿por qué adaptarse a una recuperación tiene que ser más fácil que hacerlo a una pérdida? La descripción es la de quien tiene que aprender a ver, a compaginar el mundo táctil que conocía con el mundo espacio-temporal que ahora percibe.
  5. “El paisaje de sus sueños”, sobre un pintor de memoria fotográfica obsesionado con sus recuerdos de la niñez. analiza las interacciones de Sacks con F. Magnani, un artista obsesionado con su pueblo natal de Pontito  en la Toscana, que no ha visto su pueblo en muchos años y ha construido un programa pictórico, de gran precisión, en su cabeza.
  6. “Prodigios” sobre los “idiot savants” (sabios retrasados, “capaces de realizar maniobras acrobáticas y proezas atléticas con la mayor facilidad y sin ningún entrenamiento”). Describe la relación de Sacks con Stephen Wiltshire, un joven sabio autista descrito como “posiblemente el mejor artista de niño”.
  7.  “Un atropólogo en Marte”, el título de este ensayo proviene de una frase que Temple Grandin utiliza para describir cómo se siente a menudo en las interacciones sociales. Una mujer autista. A partir de aquí,  Sacks repasa lo que se sabe sobre el autismo, cómo ha sido definido, variedades, interpretaciones, etc… Así, la aversión al contacto con los demás de la protagonista se contrasta con su “máquina de estrujar”, diseñada por ella misma y que le proporciona paz y seguridad. Del mismo modo, antidepresivos como la imipramina le permiten “estabilizar” su vida, pero paradójicamente afirma “si me hubieran prescrito ese medicamento al principio de la veintena, quizá no habría conseguido todo lo que he logrado. Los «nervios» y las fijaciones me motivaron enormemente [...]”.

Hay tres historias que me han impresionado especialmente: la historia del pintor ciego al color, vida de un cirujano con síndrome de Tourette y la de Temple Grandin. Parte de la potencia de estas historias es su capacidad de ser totalmente comprometidas y que se identifican con el tema de la asignatura.

Sacks nos ayuda a penetrar en el mundo de los autistas y veo (al menos en mi interpretación), como una visión alternativa de la realidad, una visión con sus propias fortalezas y los puntos débiles, un mundo que es tan verdadero y válido como el “normal” de uno mismo. Se pone un rostro humano a una lesión neurológica o un traumatismo, de modo que todos puedan entender y trabajar también desde la orientación.

El doctor Sacks considera que la persona que tiene dentro algún problema de discapacidad , tiene que aprender a adaptarse a su discapacidad para sobrevivir, y considera que cada una de las personas que protagonizan estas historias pueden enseñarnos mucho acerca de nosotros mismos.

Biografía

Oliver Sacks, como investigador de los misterios de la mente, es absolutamente único. Catedrático de neurología clínica en el Albert Einstein College de Nueva York, sus libros muestran un sólido y actualizado conocimiento científico pero también son narraciones que sirven de vehículo para una audaz y original exploración de la condición humana. Es autor de los libros: Despertares, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, Veo una voz, Migraña, Con una sola pierna, Un antropólogo en Marte y La isla de los ciegos al color.

Conclusión

Este libro nos lleva a cuestionarnos lo que pensábamos sobre la realidad y sobre las capacidades mentales que damos por sentadas y que en realidad son un verdadero milagro. El libro es tremendamente humano, y ni siquiera en los pasajes más fríos y analíticos deja de resultar interesante. Se puede apreciar de que  en “la naturaleza humana el querer es poder “.

Después de la lectura del libro, me atrevo a decir, que si alguien es como yo, nunca volverá a ver el cerebro humano con la misma lente como lo hacía antes. Sacks dice “hay defectos, alteraciones, enfermedades y trastornos que pueden desempeñar un papel paradójico, revelando capacidades, desarrollos, evoluciones, formas de vida latentes, que podrían no ser vistos nunca, o ni siquiera imaginados en ausencia de aquellos”. Es la paradoja de la enfermedad lo que constituye el tema central de este libro. (Pág. 16)

Parecidas consideraciones planteó Alexander Luria, discípulo de Vygotsky, quien puso énfasis en la integridad, más que en las carencias: “Un niño con una discapacidad muestra un tipo singular de desarrollo cualitativamente distinto… Si un niño ciego o sordo alcanza el mismo nivel de desarrollo que un niño normal, es que el niño discapacitado lo alcanza de otro modo, por otro camino; y para el pedagogo -el orientador- es particularmente importante conocer la singularidad de ese sendero por el que debe conducir al niño. Esta singularidad transforma lo negativo del defecto en lo positivo de la compensación” (Pág. 17)

Sacks invita a la esperanza donde la esperanza ha sido prohibida. Nos invita a una profunda reflexión sobre la esencia de la identidad y los mecanismos del conocimiento. Para Sacks, no se trata tanto de qué enfermedad tiene una persona, sino de cómo la persona se halla atrapada en la enfermedad y sometida a sus leyes, y de cómo todo lo que constituye la identidad sufre un proceso de adaptación para permitirle habitar ese espacio físico alterado que es el propio cuerpo. La tesis que mantiene el autor es que no se trata tanto de «curarse» de la enfermedad, pues algunas de las que aquí aparecen, como el autismo, el síndrome de Tourette, la acromatopsia, no admiten el concepto de curación, sino de aprender a vivir con ella.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: